Seleccionar página

Debate sesión 8 monitores y monitoras deportivos

Inicio Foros Foro monitores y monitoras deportivos curso ODS y Educación Física Debate sesión 8 monitores y monitoras deportivos

Mostrando 17 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #3997

      ¿Por qué razones crees que hay tanto desempleo juvenil?

    • #5090

      <p style=»text-align: left;»>Esto puede deberse a varios factores y desde los distintos puntos de vista que se aprecie la situación.</p>

      • En ocasiones se debe a la falta de formación y abandono escolar prematuro, que puede provocar falta de formación específica para determinados puestos de trabajo, y que haya un grupo numeroso de jóvenes en sectores como el turismo, hostelería, construcción que llevan años pasando por momentos duros y de fuertes altibajos.
      • Sustentar el empleo de los jóvenes sobre cimientos poco sólidos, temporales y precarios
      • En otras por falta de políticas que favorezcan la empleabilidad juvenil
      • Políticas económicas que a priori apoyan el comienzo, pero que no favorecen la continuidad de los jóvenes en creación de nuevas empresas – startups
    • #5097

      Buenas tardes a tod@s.

      Imagino que son muchas las razones, muchas de ellas las desconoceremos seguro, pero algunas son evidentes.

      • La falta o escasa formación laboral y/o académica, junto con el abandono prematuro, por parte de gran parte de la juventud, tanto de la formación académica como, a veces, de las prácticas laborales o de trabajo en formación…lo que creo que nos lleva también al tema del
      • El «trabajo precario», ya sean desde el punto de vista económico, de horarios, de «carga»….sobre todo en población juvenil.
      • Las nulas o poco atractivas, para la población juvenil, políticas de empleo actuales, ya sean enfocadas a la población juvenil o población general
      • El anterior punto también nos lleva a reconocer que, en España, el empleo depende principalmente del sector servicios, relacionado éste con el turismo, la restauración…en el cual las condiciones laborales no suelen ser muy «agradables» y suele estar ya copado antiguos trabajadores del sector.
      • A todo esto, también creo que parte de la juventud (no se si por la sociedad del bienestar o la sobreportección, o por que en casa de los padres se puede llegar a estar muu bien…) no tiene prisa, ni inquietudes…, ni necesidad ninguna de ponerse no ya a trabajar, si no a buscar trabajo…

      Saludos…

    • #5098

      Buenas tardes.

      Imagino que son muchas las causas del paro juvenil especialmente en nuestra sociedad. Creo que el rápido desarrollo de la sociedad ha traído grandes avances pero también algunas condiciones que no han beneficiado al empleo juvenil.

      En España como en la mayoría de países avanzados, una gran mayoría de personas tiene ya acceso a una educación básica e incluso media, así mismo un acceso a la información y a unos estándares de bienestar bastante altos en comparación con el resto del mundo.  Esto puede haber generado unas expectativas en la población general y especialmente en los jóvenes, y un consecuente rechazo a esos trabajos menos cualificados, de fácil acceso pero con peores perspectivas y reconocimiento social. Estos puestos  de trabajo, agricultura, restauración, fábricas, empleo en el hogar, por ejemplo tienen que ser cubiertos muchas veces gracias a mano de obra extranjera. Pero es que además la mecanización y automatización del trabajo está acabando también con muchos de estos empleos. Máquinas que hacen en pocas horas el trabajo de 100 personas, que están controladas por unos pocos ordenadores y todo ello diseñado, fabricado y controlado por unas pocas personas con una alta cualificación y formación. La deslocalización de grandes empresas llevándose la producción a otros países con la mano de obra más barata tampoco ha ayudado. Además parece que se han incrementado las diferencias socioeconómicas, reduciéndose la clase media en favor de una clase alta minoritaria cada vez más rica, y una clase baja cada vez más pobre, con peor acceso a puestos de gran nivel.

      Los vaivenes de la economía tampoco han ayudado. Aun recordamos la burbuja inmobiliaria que sacó de los estudios a un montón de jóvenes para disfrutar de puestos de trabajo fáciles y relativamente bien remunerados, y que después desaparecieron bruscamente dejando generaciones perdidas…. Y a su vez esto provocando reticencias hacia trabajos de fácil acceso pero con futuro incierto, para continuar apostando por más formación que pueda garantizar mayor seguridad laboral. Sin embargo la burbuja puede repetirse en otros sectores como  el de la actividad física que lleva unos años en auge y cuya demanda podría caer bruscamente, especialmente con acontecimientos como los que estamos viviendo últimamente.   Las soluciones son complicadas como siempre, pero diría que es importante reforzar la formación profesional, y seguir trabajando en la dirección de garantizar unas condiciones de trabajo mínimas para la dignidad de cualquier persona.

    • #5110
      Fernando Molina Alen
      Participante

      No pienso que sea fácil encontrar soluciones para un asunto tan importante como preocupante para el futuro de este país y que viene sin resolverse desde hace muchos años. A mi juicio hay múltiples factores que explicarían parcialmente en el punto donde estamos pero voy a centrarme en que de una vez por todas los partidos políticos deben firmar un gran pacto por la educación pues se cambian los programas sin terminar ni evaluar sus resultados a voluntad del sentido de quienes configuren un gobierno y esto ha demostrado ser pernicioso para todo el sistema educativo como para la empleabilidad de los jóvenes.

      Las datos y la realidad del día a día,  describen un panorama muy preocupante puesto que la probabilidad de encontrar empleo va disminuyendo a medida que se incrementa el tiempo de desempleo: el capital humano y las habilidades y competencias se van degradando y quedando obsoletas, se produce una desvinculación con el sector, el candidato se hace menos “atractivo” a ojos de las empresas, etc. A ello hay que añadir otra razón relevante:

      la proporcionalidad que existe entre el nivel de preparación que tienen los jóvenes españoles con los perfiles que buscan las empresas y más si buscan la proyección internacional, especialmente en el sector privado.

      Otro fenómeno que afecta a los jóvenes de manera pronunciada es el referido al subempleo por insuficiencia de horas. Si bien la contratación a tiempo parcial puede ser una opción que permita a los jóvenes compaginar los estudios con la actividad laboral, lo cierto es que muchos de ellos se ven bajo este tipo de empleo como única opción. En España, la mayoría de los jóvenes que trabajan a tiempo parcial, lo hace de manera involuntaria.

      Otra cuestión son las altas tasas de abandono escolar temprano y en consecuencia, la no finalización de los estudios básicos necesarios para el desarrollo personal, profesional y social de las personas.

      También me parece importante las cifras de abandono escolar que son de las más alta de Europa y estos jóvenes se ven empujados a engrosar las cifras de los llamados ninis .
      Tampoco ayuda el factor de que no tenemos instaurada una cultura del emprendimiento y muchos jóvenes se ven sobrepasado por la tendencia repetir lo que ven en su entorno, vivir del campo, la construcción o de tal o cual subvención.
      No va ser fácil cambiar este cíclico circuito  socioeconómico que nos amenaza y menos cuando venimos enlazando una crisis con otra. Tras una pandemia nos amenazan ahora todos terribles los efectos colaterales de la guerra de Ucrania.

      Fernando Molina

    • #5112
      Laura Campos Prieto
      Participante

      En mi opinión la no finalización de los estudios básicos necesarios para el desarrollo personal, profesional y social de las personas es uno de los grandes problemas de la falta de oportunidades para nuestros jóvenes.
      A esto se le suma la elevada polarización de la educación en España, asociada a la reducida apuesta de los jóvenes españoles por la formación técnica y vocacional que se adquiere a través de la Formación Profesional. Esto a su vez presenta otra consecuencia: la falta de oferta de perfiles técnicos de menor cualificación, lo que hace que sean los universitarios licenciados los que acepten esos puestos de trabajo para los que están sobrecualificados, lo que produce niveles de frustración laboral a medio plazo. Es una pescadilla que se muerde la cola, las empresas contratan a jóvenes universitarios a precios de perfiles de la formación profesional, con esto se paga poco a quienes están muy preparados y se taponan los ciclos que preparan para este tipo de trabajos.
      Algunos de estos factores tienen su origen en un sector muy amplio, que presenta un gran problema estructural de la economía española, ha sido la dependencia de determinados ámbitos, interconectados, como es el caso de la construcción. Con un peso específico muy superior a la media europea en la época de bonanza. Esto animó a muchos jóvenes, hombres en su mayoría, a abandonar sus estudios antes de tiempo gracias a la facilidad de encontrar un trabajo bien remunerado, dado los niveles salariales de esos años. El impacto negativo que ha generado la crisis del sector de la construcción entre los jóvenes es doble: por un lado, el número de jóvenes en el paro ha crecido muy por encima de lo razonable, y lo que es más grave, no tienen la formación y la cualificación necesaria para encontrar un nuevo puesto de trabajo. Por esta razón, un porcentaje importante de los jóvenes en paro están en una situación especialmente vulnerable para encontrar empleo. Esto henos tardado en verlo y en reaccionar y se deberían haber tomado medidas eficaces para reconvertir este proceso. Incentivar a los jóvenes a recuperar su formación y los casos que nos presentasteis en la íntima sesión eran muy interesantes. Las lanzaderas de empleo y las incubadoras pueden ser una gran alternativa de futuro para incorporar al mundo laboral a muchos jóvenes bajo las necesidades reales que demandan determinadas empresas.

       

    • #5179

      Son muchas las causas que provocan el desempleo juvenil en la actualidad. Entre las primeras destacan el abandono escolar temprano y el desajuste entre la oferta y la demanda de trabajo por nivel educativo, que dificultan la transición al empleo de los jóvenes y repercuten de forma negativa sobre su carrera laboral. Por otro lado, destacan la elevada segmentación y la escasa efectividad de las políticas activas de empleo. Para atenuar el problema se debe actuar conjuntamente en los ámbitos educativo y laboral, solo de esta forma podremos mejorar la situación tan preocupante que encontramos en nuestro país y que a medida que pasan los años, va aumentando.

    • #5209

      Buenos días:

      Antes de analizar un tema tan complejo como el paro juvenil es importante siempre contextualizarlo. Oferta y demanda son dos elementos clave a la hora de valorarlo. En ocasiones la oferta en determinadas profesiones y servicios es escaso y en otros a la inversa. Los cambios y necesidades están cambiando mucho y ello hace que la adaptación a las mismas sea compleja. Por ello, ya no es suficiente una carrera universitaria, ahora se precisan cursos de posgrados para intentar aproximarse a un posible nicho de mercado.

      A ello, se le añade que las empresas (en caso de que no sea trabajo autónomo), parecen exigir un perfil de juventud más amplia experiencia, algo que se daría en una franja de mediana edad.

      Parece evidente que una buena formación es clave pero añadiría que se orientara a sectores que a medio plazo los demanden. Pero además de la aptitud, pondría en valor la actitud. Contar con unas expectativas altas basadas en formación=empleo puede llevar a frustración. Quizás el papel de la «resiliencia» en nuestros días cobra un protagonismo importante y la educación para ella suele dártela otra escuela, la de la vida.

      Son algunas reflexiones.

    • #5213
      Sergio Suárez Vivas
      Participante

      Por malas políticas de empleo.

    • #5339

      Pues tiene difícil respuesta. En muchos países, los jóvenes encuentran trabajo recién acabada su formación, sin necesidad de realizar infinidad de másteres ni cursos complementarios. Estos son impartidos por las propias empresas una vez que el trabajador se incorpora a su trabajo para que tenga una formación continua.

      Se da la circunstancia de que el mercado es pco receptivo a contratar, o personas muy jóvenes e inexpertas, o personas de mayor edad que ya tengan su metodología proia.

    • #5340
      Juan José Sánchez
      Participante

      El gobierno tiene mucha culpa al respecto, las empresas tenian que tener muchos mas beneficios a la hora de contratar a jovenes de esta manera disminuiria.

      Elaborar cursos en los que se salga formado de verdad, no teoricamente, con unas buenas practicas remuneradas que sean atrayentes a los jovenes para realizar cursos o formación también creo que es fundamental.

      Los jóvenes pueden estar formados con carreras, posgrados, master…. pero a la hora de incorporarse al mundo laboral no es suficiente ya que la formación no lo es todo, la practica, el buen hacer, la experiencia son necesarias… Por ello es imprescindible ese primer acceso al mundo laboral de alguna manera, y de la que se necesita unas buenas políticas de empleo

    • #5359
      María Teresa
      Participante

      Es un tema complicado, pero los que trabajamos con jóvenes que comprenden la edad juvenil, podemos comprobar que hay una falta de motivación (bajo mi punto de vista). Cada vez se le da más facilidades a los alumnos para que sigan el camino escolar sin dar el 100%, y esto considero que es un error, ya que los estudiantes no le dan valor al objetivo principal de la educación, al esfuerzo. Necesitamos una política que le de a nuestros jóvenes objetivos por los que luchar, salidas laborales bien remuneradas, un mercado laboral para todos… A los empresarios, dar ayudas y formación para que el empleo juvenil tenga oportunidades de trabajo, con contratos adecuados.

      Una de las carencias que me he encontrado, es a nivel de información. La semana pasada salió una noticia en televisión, que decía que más del 30% de los universitarios dejaban la carrera en el primer curso. Era debido a que se habían equivocado de carrera o porque no disponían de beca para el año siguiente. Con esto podemos plantearnos que algo falla, y considero que es falta de información desde la base. Debería haber unas horas de orientación al alumnado, de preparar y concienciar a los alumnos cual es su carrera profesional, personalmente yo salí muy perdida y sin saber exactamente lo que quería, porque nadie me había contado la realidad.

    • #5748

      <p dir=»ltr»>Hola a <u>tod@s</u>
      Bajo mi perspectiva, son varios los factores que pueden contribuir a que el desempleo juvenil alcance cifras relativamente altas. Cito algunos ejemplos:
      – Desajuste entre la demanda formativa del alumnado y la oferta educativa, tanto en enseñanzas medias como en universitarias. Mucha oferta en especialidades con escasa salida profesional y viceversa.
      – Falta de motivación, desinterés, abandono formativo prematuro; a veces como consecuencia de políticas educativas que potencian poco el esfuerzo y la motivación por la consecución de objetivos educativos y formativos, en ocasiones «sobreprotegiendo» al alumno (en el ámbito escolar y familiar) y con ello dotándole de poca autonomía y poca convicción de cara a enfrentarse al mundo laboral.
      – Falta de formación específica y de acceso a la vida laboral; en muchas ocasiones la formación académica no se ajusta a la realidad, a la hora de desempeñar ciertos trabajos (el buen funcionamiento de la F.P dual sería un buen ejemplo del modelo a seguir).
      – A veces el % total de desempleo juvenil, a efectos prácticos no es 100% real, pues en muchas ocasiones la formación académica se alarga en el tiempo (universitaria, másters…) y ese alumnado puede ser demandante de empleo (tiene tarjeta de desempleado) y sin embargo no es un demandante real, pues no tiene pensado o necesidad (la familia le sostiene económicamente) de acceder al mundo laboral y si accede es para un trabajo esporádico o temporal (muchas veces precario, a sabiendas del empleado y del empleador) mientras sigue su formación.
      – En ocasiones, empleadores y empresarios,  exigen experiencia para la incorporación inmediata, sobre todo en aquellos empleos precarizados en los que hay cambios continuos de personal (dadas condiciones laborales); situaciones que al joven demandante de empleo le desestabilizan en su vida laboral y personal.
      – Políticas de empleo y autoempleo, que a veces invitan a empezar un proyecto, pero que a medio o largo plazo, tienen poca perspectiva.
      Estas son algunas de mis reflexiones en este asunto.</p>

    • #5761

      En mi opinión, hay tanto desempleo juvenil por malas políticas de empleo. Creo que nuestros jóvenes (la mayoría), están suficientemente formados para desempeñar los trabajos para los que han estudiado, pero las malas políticas de empleo, la poca valoración de las cualidades de los trabajadores y la falta de motivación laboral, hacen que muchos de estos jóvenes no encuentren nada, tengan que irse fuera o simplemente acaben trabajando en oficios precarios, mal pagados y con una falta de motivación brutal.

       

       

    • #5782

      Hola a tod@s,

      El problema del desempleo juvenil es complejo por como está evolucionando la mentalidad en la sociedad actual.

      En primer lugar creo que se están perdiendo los oficios tradicionales porque la sociedad actual los etiqueta con mala prensa y en cambio la mayoría de jóvenes sin formación, aspira a trabajos mejor vistos pero a la vez sin formarse debidamente.

      Por otro lado los jóvenes con formación universitarios no encuentran salidas profesionales dignas, porque principalmente creo que hay una gran diferencia entre el empleo del sector público y el privado. Las mayorías de pequeñas y medianas empresas no ofrecen la estabilidad del sector público y eso ocasiona un gran numero de jóvenes en procesos de oposiciones y en desempleo, ocasionado también porque tardan más en emanciparse y en casa son mantenidos bajo la economía familiar hasta edades bien avanzadas.

      Por ello, el empleo juvenil necesita un análisis profundo por los estamentos políticos para fraguar un cambio drástico.

    • #6068
      Ana Guilleumas
      Participante

      La inestabilidad laboral nos afecta a tod@s, pero especialmente a los más jóvenes. Miro a mi alrededor y veo precariedad, malas condiciones tanto salariales como laborales, que no se fomenta el autoempleo y la queja generalizada es que los impuestos y distintos gravámenes lastran a las iniciativas empresariales. También veo expulsados del mercado laboral a los mayores de 55 años. El sistema laboral cambia más rápido de lo que es capaz de adaptarse el sistema formativo, que parece que siempre va a contrapié. Y al final nos encontramos con tres millones de parados y miles de empleos especializados sin cubrir. Ni los parados están formados para acceder a esos puestos de trabajo, ni la empresa paga lo que corresponde a la mano de obra especializada, ni la formación logra adaptarse a esa especialización. Un circulo vicioso que resolverán la inteligencia artificial y los robots como de hecho ya está ocurriendo. La ciencia ficción alcanzará a la realidad para mayor gloria del neoliberalismo financiero. Mientras, en otra parte del mundo, un niño trabaja esclavizado por un plato de arroz en un taller ilegal de ropa deportiva o de zapatillas o de relojes deportivos o de cualquiera de nuestras cosas.

      Por otra parte, tengo la sensación de que se ha vendido muy alegremente la idea de que ganar mucho dinero de forma fácil y rápida está al alcance de cualquiera y eso no es cierto. El antiguo «sueño americano» es el nuevo «sueño mass-media» y las nuevas generaciones del mundo occidental parecen embobadas con pantallas que al final sólo dan dinero a unos pocos. La cultura del esfuerzo se ha equivocado y ahora las subvenciones y los subsidios deben sustituir a los rendimientos económicos que deberían obtener los trabajadores.

    • #6587

      A mi modo de ver creo que no es la falta de educación, porque todos tienen la opción de recibir una educación de calidad, más bien es una apatía hacia el esfuerzo, los niños de hoy en día lo tienen todo al alcance de sus manos, no se tienen que esforzar para conseguir nada simplemente lo piden o lo cogen a la par que sus padres se lo proporcionan y pretenden que sea así siempre. Los ideales que había cuando yo era pequeño han cambiado, antes preguntabas que querías ser mayor y contestabas médico, bombero, veterinario, como mi padre mecánico, … ahora o no saben o quieren ser con Messi, Cristiano Ronaldo o el Rubius… que no digo que no haya que hacer esfuerzos para llegar a ser como ellos, pero el objetivo no sería tan real.

    • #6597

      En mi opinión y siguiendo a mis compañeros creo que las razones de la existencia de tanto desempleo juvenil son debidas tanto a las deficiencias del sistema educativo como a las deficiencias del mercado de trabajo.

      Dentro de las primeras mencionadas, hay que resaltar las altas tasas de abandono escolar temprano y el desajuste entre la oferta y la demanda de trabajo por nivel educativo, lo que dificulta la incorporación al empleo de los jóvenes. En cuanto a las deficiencias del mercado de trabajo, sobre todo destacaría la poca efectividad de las políticas activas de empleo.

      Para poder eliminar este problema de desempleo juvenil es fundamental actuar tanto en el ámbito educativo, como en el laboral, considerando que es un camino bidireccional, ya que las condiciones del empleo juvenil dependen de la eficacia del sistema educativo, es decir, la probabilidad de que un joven acceda a un empleo estable y bien remunerado, depende, entre otras cosas, de la cantidad y calidad de la educación que ha recibido. Pero por otro lado la oferta del mercado laboral va cambiando constantemente y requiere nuevas demandas y formaciones educativas que hacen que se reduzca el porcentaje de jóvenes que puedan incorporarse al mercado laboral, así como el abuso de la temporalidad de los contratos.

      No es fácil encontrar una solución, pero entre otras cosas, considero fundamental que nuestro sistema educativo y mercado laboral, estén totalmente conectados para disminuir esas tasas tan altas de desempleo juvenil.

Mostrando 17 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.