Seleccionar página

Debate sesión 5 monitores y monitoras deportivos

Inicio Foros Foro monitores y monitoras deportivos curso ODS y Educación Física Debate sesión 5 monitores y monitoras deportivos

Mostrando 23 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #3991

      Si estuviera en tus manos,

      ¿qué medidas tomarías para evitar la violencia de género?

    • #4925

      Es más que nada una cuestión educacional. Se trata de mostrar el rechazo a toda actitud violenta, tanto física, verbal como emocional. Si se normaliza ese rechazo, la sociedad irá poco a poco reduciendo este tipo de actitudes. Si por el contrario se minimizan, seguirán siendo una herramienta de hostigamiento y sometimiento.

    • #4926

      Yo para luchar o combatir la violencia de género lo primero que haría sería fomentar una mejor educación de calidad creando una nueva asignatura en los colegios, institutos y universidades sobre la violencia de género con debates, charlas, coloquios, sesiones presenciales, etc.

      Pero creo lo mas importante, es valorar una mejor educación de calidad y aportar fondos públicos para luchar contra esta lacra que se encuentra incluida en nuestra sociedad.

    • #4930

      Creo que la violencia de género debe evitarse con mucha educación, educación desde edades muy tempranas, promoviendo valores de respeto, igualdad y ayuda a los demás.

      La educación debe darse tanto en la escuela como en los centros educativos.

       

    • #4931

      Difícil cuestión la de revertir años de evolución humana basada en la ley del mas fuerte y en la superioridad física del hombre frente a la mujer. Creo que las grandes líneas hacia la igualdad entre hombres y mujeres ya están en marcha, aunque costará todavía algunos años que la sociedad las interiorice como lo natural y beneficioso para todos.

      Puede incluso que algunos no lleguen a aceptarlo nunca y sigan viviendo las políticas de igualdad, la discriminación positiva o las medidas de protección a las mujeres como una agresión hacia el género masculino. Pero creo que el camino está en marcha y va tomando mayor ritmo en los últimos años.

      En cuanto a lo que yo haría para evitar la valencia de género, creo que la base del cambio está en las leyes y en la educación.

      En cuanto a las leyes, creo que al menos en los países occidentales ya existe un consenso suficiente como para que los políticos de cualquier color se atrevan a articular leyes y programas cada vez más valientes en este sentido. Leyes como la de paridad en las juntas directivas  o en los propios partidos políticos quizás podrían implementarse con incentivos y reforzarse con sanciones o desventajas fiscales. Las leyes penales también han introducido avances que aunque en ocasiones puedan pintarse de injustas o discriminatorias, en la realidad intentan corregir un problema evidente de violencia hacia la mujer y en muy raras ocasiones provocan perjuicios al hombre; esto debe contar con mas campañas de sensibilización y más presencia en los debates televisivos, información en espacios públicos, telediarios y centros educativos.

      En cuanto al ámbito educativo, creo que recuperaría y trataría de desarrollar aquella «educación para la ciudadanía» o aquella asignatura de ética que algunos cursamos en la antigua EGB para intentar articular una verdadera asignatura de educación en valores, con un contenido curricular propio, objetivos y contenidos obligatorios y evaluables, desarrollando los conceptos universales de igualdad, respeto a los demás,  no violencia, etc. Podría articularse como alternativa a la religión, como sustituto de esta, o integrado en la misma, el caso es que se hiciera de forma seria y decidida. Esto se complementaría con la transversalidad con que se tratan estos valores en el resto de materias. Y podría continuarse en la secundaria.  La formación al profesorado en esta materia debería ser obligatoria capacitante y continua.

      En el ámbito de la cultura, tal vez se podría regular  la emisión en ciertos horarios y lugares, de algunos contenidos audiovisuales que muestran un estereotipo de mujer hipersexualizada y sumisa, y que normalizan actitudes violentas y dominadoras como signo de masculinidad, ya sea en series, películas, en la música como el reguetón, etc. Igual que las películas tienen una clasificación por edad, quizás la música también debería tenerla.

      En lo personal, lo que está en mi mano es defender siempre que tengo oportunidad estas ideas, aunque me cueste algún disgusto durante las cañas con los amigos, intentar no reírle la gracia al típico chiste machista, ni reenviar el meme grosero y sexista de los muchos que circular por los grupos de whatsapp y redes sociales, y por supuesto intentar educar a mis hijos en estos valores a pesar de las incoherencias en las que muchas veces incurrimos por la distancia entre lo dicho y lo hecho.

       

    • #4934

      Muy difícil cuestión, para un tema que creo instaurado (la mal creída «superioridad y dominio» del hombre sobre la mujer), en muchas sociedades y ámbitos de nuestro mundo… Evidentemente es un tema educacional del entorno familiar, principalmente, pero creo que leyes o condenas más severas…nunca están de más!

    • #4941

      Buenos días a todos:

      En nuestros días, la sensibilidad ante diferentes temáticas se antoja todo un reto por el cúmulo de emociones, prejuicios, valores, etc., a la que está aparejada. Coincido con Fernando en que hay dos pilares importantes: legislación para garantizar unas reglas y educación para mejorar la convivencia.

      A ellas añadiría el sentido común en la cooperación, y me gustaría aportar una reflexión de María Montessori y que permita reflexionar que este camino, como otros muchos, se anda desde diferentes áreas y que las posturas antagónicas a veces dificultan el recorrido:

      Todo el mundo habla de paz, pero nadie educa para la paz. La gente educa para competir y este es el principio de cualquier guerra. Cuando eduquemos para cooperar y ser solidarios unos con otros, ese día estaremos educando para la paz” María Montessori

      Espero que ayude a la reflexión.

      Un saludo y feliz día.

    • #4949

      En mi opinión creo que debemos generar espacios de normalización en nuestro entorno educativo, ejemplificando, empoderando a las alumnas y alumnos por igual. Si nosotros somos conscientes de los momentos que se generan o que nos rodean a diario en el que un sexo se ve en una posición dominante sobre la otra, podremos actuar y generar dinámicas para equilibrar y reflexionar sobre este hecho.

    • #4966

      A mi juicio, es prioritario concienciarse del problema de fondo, el cuál, gracias al esfuerzo de muchos activos en favor de la igualdad de genero y en contra de cualquier discriminación, está hoy en la agenda política y es centro de interés. Se han dado muchos pasos importantes en este sentido, pero hay que seguir avanzando hasta que lleguemos al punto en el que cada ser humano recapacite y tenga la responsabilidad de responder activamente a este reto. Opino que la causa subyacente es la falta de sensibilidad, unida a la permisividad que se tiene con los mensajes que banalizan la importancia de combatir este mantra cultural que cosifica a la mujer y la estigmatiza. La educación de los más jóvenes es crucial, pero todos tenemos que hacer ejercicio de conciencia y cambiar conductas y hábitos de vida. Como ocurre con otros ODS, los pasos que se puedan dar en las sociedades occidentales no abarcan al conjunto del planeta, circunstancia por la que no se debería disociar de otras problemáticas como la pobreza, la guerra, la existencia de otras desigualdades o la necesidad de forjar alianzas globales para lograr estos objetivos. Como ya habéis señalado, es fundamental que se puedan normalizar contextos de igualdad desde las aulas e implicar a las familias también y a las asociaciones vecinales, contribuyendo a generar nuevos espacios de reflexión y participación.

    • #4980
      Juan José Sánchez
      Participante

      La educación juega un papel fundamental en la violencia de genero. A través de la educación en los centros pondría en práctica medidas para concienciación basadas en valores como la no violencia, fomentando la igualdad y el respeto. Y esto lo aplicaría desde edades bien tempranas y que las siguientes vayan aprendiendo.

      Charlas a padres/alumnos informando que es y que no es violencia de genero, enseñándolos a identificarlos y a su vez animarlos a denunciarlo.

      Teniendo una repulsa total hacia cualquier comentario machista, cualquier gracia de mal gusto… y mostrando mi indignación ante cualquier manifestación de violencia de género.

      Apoyando a colaborando activamente con cualquier asociación de mujeres que luche por este fin.

       

    • #4981

      Hola a tod@s.
      Bajo mi punto de vista, hay dos modos de combatir la violencia de género: una vía es por medio de la educación en todos sus niveles y otra, es por medio de la legislación, siendo ambas necesariamente complementarias.
      Creo que sólo el trabajo diario y cotidiano con respecto a la igualdad y al respeto, posibilitarán una sociedad más igualitaria y equitativa. Qué el problema no se convierta en una manifestación puntual o en un eslogan, sino que sea un contínuo en cualquiera de nuestras actividades diarias y en cualquier contexto: educativo, ocio, doméstico…
      En el ámbito educativo, garantizar que sea una temática transversal a todas las áreas, para que se viva la igualdad como un proceso de normalizado en la sociedad; asimismo en la familia, o en las actividades deportivas y de ocio.
      El ámbito de la educación física y el deporte en todas sus variantes, muchas veces ha sido y aún es testigo (afortunadamente cada vez menos) de la desigualdad de trato respecto al género; muchos de los estereotipos de género y sexo se vislumbran en el contexto deportivo; por tanto está en nuestras manos también, como profesionales del ramo, el tratar este asunto en cada uno de nuestros programas, de nuestras actividades y en definitiva de nuestras acciones…de modo que en un futuro nuestras diferencias de género sean únicamente anatomo-fisiológicas, pero nunca diferentes social o personalmente, con respecto a nuestros derechos, deberes y libertades individuales.

    • #4982
      Rafael Ortiz Revert
      Participante

      En la educación está la clave y siempre teniendo en cuenta la dificultad tan grande que existe con este problema al tener presente ciertas costumbres en algunas culturas en las que las mujeres pasan a un segundo plano: Desde mi punto de vista, que me he criado en una ciudad muy cerca de Marruecos, en este aspecto se ha avanzado bastante en nuestro país y en los países occidentales, pero por desgracia en otros países siguen igual o peor debido a sus costumbres, cultura y religión.

    • #4984
      Jorge López Alejo
      Participante

      Legislando y educando. Esa parece la parte sencilla, que no lo es, pero me parece la única manera de atajar el problema.

      Con una correcta educación, la parte de legislar no sería ni necesaria, pero supongo que aunque las líneas generales para ir cambiando este problema ya están en marcha, va a costar algunos años ir modificando patrones de conducta que están por desgracia muy arraigados en la sociedad.

    • #4987
      Jorge Arias Díaz
      Participante

      <h2><span style=»font-size: 80%;»><span style=»font-size: 80%;»>Algunos de los factores que inciden en la violencia contra las mujeres son el machismo y la desigualdad, los cuales a veces se originan desde la familia, por ello es importante impulsar nuevas dinámicas en los hogares y sobre todo hacer mucho </span><span style=»font-size: 16.8px;»>hincapié</span><span style=»font-size: 80%;»> en  la </span><span style=»font-size: 16.8px;»>educación</span><span style=»font-size: 80%;»> de nuestros hijos</span></span></h2>
       

    • #4988
      Sergio Suárez Vivas
      Participante

      Sensibilzación y prevención mediante campañas, mejorando las actuaciones y haciendolas llegar a todos los niveles de la población. Un mayor sguimiento de las instituciones para evaluar las actuaciones y recursos necesarios.

      Endurecimiento de las leyes y mucha educación.

    • #4995

      Considero que la vía más efectiva puede ser la educativa. En primer lugar en el ámbito familiar, adecuando el lenguaje, roles y normalizando situaciones que tradicionalmente han tenido sesgos de superioridad del hombre. A nivel enseñanza reglada, desde niñ@s, incluyendo en los proyectos curriculares asignaturas y/o materias que manera transversal refuercen esos conceptos trabajados en el ámbito familiar. Y, mientras que nuestra sociedad evoluciona a ese proceso de normalidad, legislar para la protección de la mujer contra todo tipo de violencia y/o discriminación.

    • #5001

      Hola a tod@s,

      Coincidiendo con algunos compañero que ya lo indicaron anteriormente, creo que las principales vías para combatir la violencia de género deben ser una correcta legislación que garantice el cumplimiento de una pautas y una profunda educación que proporcione la solidez social de cara a la sensibilización que este tema precisa.

    • #5006

      Buenas tardes

      Coincido con mis compañeros en que los pilares fundamentales para combatir la violencia de género son una educación de calidad y una adecuada legislación, que nos permita acabar con todas las formas de discriminación, violencia y prácticas dañinas contra las mujeres y las niñas.

      Una educación de toda la ciudadanía, más allá de las aulas, ya que muchas veces en los centros se enseña esa igualdad, pero después llegamos a casa y el ejemplo que absorben nuestros menores nada tiene que ver con esa educación contra la violencia y en pro de la igualdad de género. Por ello, considero que es una responsabilidad compartida por todos, que se tiene que llevar a cabo a través de la educación, las cual nos permita concienciar de la igualdad, de la no violencia, de la responsabilidad compartida, de la participación de las mujeres y la igualdad de oportunidades en la toma de decisiones en todos los sectores.

      Independientemente del lugar donde vivamos, la igualdad de género es un derecho humano fundamental. Promover la igualdad de género es esencial en todos los ámbitos de una sociedad.

      Pero para que todo lo anterior pueda llevarse a cabo, es imprescindible que se aprueben leyes que ayuden a conseguir esa igualdad, que nos permitan luchar contra esa violencia de género. Tienen que existir leyes que ayuden al empoderamiento de las mujeres y las niñas.

      De modo que considero, como muchos de mis compañeros, que para combatir la violencia de género es fundamental una educación de calidad y en todos los ámbitos y una legislación que garantice la igualdad y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

    • #5017
      María Teresa
      Participante

      Bajo mi punto de vista, considero que la clave está en la educación formal y en casa.

      Ya hay mucho trabajo adelantado, muchos programas, asociaciones y movimientos para el empoderamiento de la mujer, pero queda mucho camino por recorrer.

      Como he dicho antes, una de las claves está en la educación desde las aulas, pero para ello creo, que los profesores, entrenadores y otros, deberíamos tener una formación, o guías para fundamentar un proceso educativo con diferentes estrategias para trabajar desde edades tempranas. Un plan estratégico con puntos a seguir en todos los cursos para que se fomente el respeto a las niñas en las aulas y en todos los ámbitos. Una de las cosas que eliminaría, siempre bajo mi punto de vista, es el vestuario que todavía hoy en día tienen muchos alumnos en los colegios, las faldas y los pantalones deberían eliminarse, ya que es categorizar a los niños, masculino y femenino. En el siglo que vivimos debemos eliminar ese estereotipo de mujer y hombre. Otra de las medidas que tomaría y tendría claro, es el de castigar cualquier conducta de abuso hacia la mujer en las aulas. Y a medida que avanzan los cursos, incentivaría muchísimo hablar sobre el tema, tener el número de teléfono de asociaciones que pudieran ayudar a cualquier alumno, fomentar el autoestima en las niñas, la importancia del consentimiento entre amigos y entre las relaciones de «amor», y muchas actividades de igualdad sobre todo.

      Y como madre, intento educar desde la igualdad, ayudamos todos en casa, trabajamos todos, y jugamos con todo y con todos.

       

    • #5048

      Como principal medida sería apostar por una educación de calidad. Es un tema que se debe tratar desde muy temprana edad, utilizando métodos adecuados en cada etapa educativa, utilizando charlas, coloquios, proyecciones, etc. para desde una base de nuestra educación poder abordar este problema.

    • #5330
      Fernando Molina Alen
      Participante

      Respecto a la prevención en algo tan importante como violencia de género cabe destacar que es evidente como, hasta ahora, ningún gobierno ha sido eficaz a la hora de reducirla como debiera. Para mi lo primero es tolerancia cero con los que ejerzan este tipo de violencia contra la mujer.

      Y esto significa :

      Invertir mucho más en la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres llevando ambas cosas a diferentes órdenes de la vida. Aquí el deporte tiene mucho que decir y en el entorno escoltar como en el federativo. Ambos campos son muy necesarios para prevenir y concienciar. Para enfrentar las causas de base de la violencia contra las mujeres y las niñas. Las áreas estratégicas son la educación secundaria de las niñas, el hacer avanzar la salud y los derechos reproductivos de las mujeres es muy importante. También será conveniente aumentar la participación y el liderazgo político- económico de las mujeres. El deporte y la educación física son uno de los mejores caldos de cultivo para tocar a fondo, la transversalidad de este tema.

      La igualdad entre los géneros y la erradicación de la violencia contra las mujeres deben situarse firmemente en el centro del logro de los Objetivos de Desarrollo en la agenda 20 / 30 .

      Un alto porcentaje de las mujeres y niñas del mundo son víctimas de violencia física o sexual en el transcurso de sus vidas.

      Mejorar la autonomía económica de las mujeres es otro importante pilar para mejorar. Debemos concienciar más para que se vea institucionalice que » una paga igual por un trabajo igual “. Las oportunidades económicas y laborales desiguales en detrimento de las mujeres son un factor primordial que perpetúa su permanencia en situaciones de violencia, explotación y abuso.

      Para en un país destrozado por años de conflicto, la lucha diaria por sobrevivir es constante, y alimentar a la familia es un desafío diario. Millones de mujeres trabajan fuera de sus países cada año y son víctimas de abuso y de explotación. En movimiento: las mujeres trabajadoras migrantes de Nepal cuenta la lucha por sus derechos.

      Aumentar la conciencia pública y la movilización social…para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas, y para permitir a las mujeres y a las niñas que son víctimas de violencia romper el silencio y buscar justicia y apoyo.Con más de 2 millones de acciones y 600 socios, Di NO – Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres ofrece una plataforma mundial de información, acción y movilización social. Visite el sitio http://www.saynotoviolence.org y publique hoy allí su acción.

      Involucrar a los medios de comunicación de masas…en la creación de una opinión pública y en poner en tela de juicio las normas de género perjudiciales que perpetúan la violencia contra las mujeres y las niñas.

      Una serie radial y una campaña pública crea el entendimiento entre los hombres y las mujeres para vivir libres de violencia en Nepal. El Concurso el marido más comprensivo es una iniciativa única que ofrece modelos masculinos positivos.

      Trabajar para y con los jóvenes en tanto que los defensores del cambio son ellos mismos, poniendo de manifiesto que debemos trabajar el fin de la violencia contra las mujeres y garantizar que el sistema educativo empodere a las niñas y a los niños de modo de transformar y establecer relaciones de género basadas en la armonía, el respeto mutuo y la no violencia.

      No más mujeres muertas por ser víctimas de la violencia de hombres

    • #5758
      Laura Campos Prieto
      Participante

      Parece mentira en los tiempos que vivimos y que aún falte conciencia social sobre la igualdad , es así de sencillo pero en mi opinión aún nos queda camino por recorrer y en este sentido estamos llamados a la movilización, para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas. También para permitir a las mujeres y a las niñas que son víctimas de violencia puedan romper el silencio y buscar justicia.

      Creo que nos faltan apoyos para involucrar más a los medios de comunicación de masas. Esto sería bueno para la creación de una opinión pública más persistente. Poniendo en tela de juicio las normas de género perjudiciales que perpetúan la violencia contra las mujeres y las niñas. Este asunto debería ser un tema llevado al cine o a esas series que consiguen atraer a los adolescentes y podrían tomar realismo en sus propias vidas en los centros educativos.

      Este tipo de iniciativas no solo dan visibilidad a este gran problema problema de fondo sino que lo abordaría bajo la iniciativa de también ofrecer modelos masculinos positivos, que existen y merecen ser expuestos.

      Me gusta enfocar el trabajo en el gimnasio para que los propios jóvenes puedan ser el motor del cambio que necesitamos. De esta forma tendremos más cerca poder poner fin a la violencia contra las mujeres y garantizar que el sistema educativo empodere a las niñas y a los niños para establecer relaciones de género basadas en la armonía, el respeto mutuo y la no violencia.

      Por último creo que es el momento de movilizar a los hombres y a los niños de todas las edades y de todos los estratos sociales para que se manifiesten en contra de la violencia contra las mujeres y las niñas; es algo que se va consiguiendo, poco a poco, de modo que alienten la igualdad y la solidaridad entre los géneros. El deporte y la educación física son una plataforma de valores donde la igualdad y la inclusión se hacen presentes. Desde los juegos como en los reglamentos se pueden ir creando normas que permiten explorar este camino. En nuestras clases se dan estos molestos que nos permiten abordar con naturalidad la igualdad. Este es un tema que me gusta y da para mucho, a la vez que las ideas de unos y otros me resuenan muy interesantes.

    • #6031

      Volvemos a movernos entorno a la educación, una buena educación de calidad es la que puede hacer cambiar el comportamiento del ser humano hacia ellos mismos y su entorno. Quizás esa mejora de la educación a lo largo de los años va dando sus frutos, aunque por desgracia sigue habiendo violencia de género, si lo comparamos con la violencia de género que había hace 10,15,20,30 años, veríamos que ha disminuido, la lástima es que el cambio se produzca tan lento.

    • #6065
      Ana Guilleumas
      Participante

      El machismo se encuentra soterrado profundamente en nuestra sociedad, anexado a todas las ideologías religiosas, silenciado o menos expresado ahora que está peor visto, pero ahí está siempre. Sin descartar lo que cada día podemos hacer cada uno, voy a recurrir a la distopía para responder a la pregunta…

      Legislación: Propongo equiparar cada delito contra la libertad sexual al nivel de terrorismo, con su correspondiente indemnización económica por daños psicológicos, etc. y elevar las penas. Los delincuentes recibirán terapias psicológicas y psiquiátricas específicas. Si la víctima fuese un@ niñ@ y en caso de reincidencia se incluirá la terapia médica con los inhibidores hormonales o la medicación correspondiente. Las penas durarán tanto como los daños físicos o psicológicos de sus víctimas.  Habrá juzgados específicos para agilizar los expedientes. Los cuerpos y fuerzas de seguridad serán seleccionados para este fin creando una sección específica en cada país.  Se exigirá que los tribunales que juzguen esos delitos estén constituidos por jueces formados específicamente y habrá paridad. Cada juzgado tendrá un comité asesor en el que se incluirá a víctimas. Implementaría la realización de estudios de incidencia de delitos en los que las víctimas sean mujeres y niños. En aquellos lugares donde haya mayor incidencia se aplicarían planes específicos de actuación, especialmente planes educativos, punitivos y económicos. Se declara el sistema de castas y la trata de seres humanos crímenes de Lesa Humanidad y se eliminan por Ley Universal.

      Salud: En mi universo distópico habría atención psicológica y psiquiátrica a todas las personas víctimas de violencia de género. Se favorecerá especialmente la eliminación de cicatrices físicas si así lo desea la víctima.

      Educación: Educar a las personas desde que nacen en la paridad e igualdad de derechos. Propongo considerar terrorismo de estado no permitir a la mujer el acceso a la educación. Se aplicarán sanciones económicas a aquellos estados o gobiernos en que la mujer sea segregada o limitada en el acceso a la educación. Se establecerá el sistema de paridad en todos los niveles educativos, especialmente en aquellos en el que haya un número limitado de plazas. La educación sexual será asignatura obligatoria en todos los planes de estudio a nivel mundial. Todas las mujeres que quieran recibirán clases de autodefensa, porqué no? Podríamos crear un grupo específico de educación comunitaria  en aquellos países en los que se practica la ablación y el matrimonio infantil , delitos que serán perseguido con especial prioridad internacional. Se elimina la represión sexual a nivel mundial.

      Economía: Todos los países dedicarán el doble de fondos a estas locas propuestas que a los de armamento y defensa.

      Cuanto más pienso en este tema, más me desanimo, así que aquí lo voy a dejar… Vuelvo a repetir que todos podemos hacer algo cada día en nuestro entorno más inmediato, pero a la hora de la verdad los hombres siguen en su zona de confort.

       

       

Mostrando 23 respuestas a los debates
  • Debes estar registrado para responder a este debate.