Seleccionar página

Respuesta a: Debate sesión 12 monitores y monitoras deportivos

#6630

Hola a tod@s.
En este asunto complejo, lo primero que se me ocurre a mí y a la mayoría, es que para que exista un comercio justo tiene que haber un equilibrio de precios del productor al consumidor. Porque vemos en la mayoría de ocasiones, que la parte principal de esta cadena, el productor, recibe una parte ínfima por su producto, con respecto al precio final de venta al consumidor en tienda. Productores, sobretodo agro-ganaderos, que subsisten muchas veces gracias a subvenciones o a verse obligados a tener que producir y vender en mucha cantidad, a veces incluso por debajo del precio de coste, en aquellas empresas grandes que se pueden permitir este hecho (los pequeños, obviamente no), lo que conlleva muchas veces a producir un excedente de productos (problema bio-energético) y a animar a un consumo irresponsable con ofertas que rompen el mercado.
La idea, sería fijar unos precios mínimos justos para el productor y que estos puedan competir en condiciones igualitarias en producción y calidad con respecto al resto de productores.
Pero como bien apunta el compañero Alberto Blázquez, ¿¿estamos dispuestos o tenemos capacidad para pagar un precio justo al productor y a cada una de las partes de esta cadena??? Yo creo que no, unas porque no queremos y otras porque económicamente no podríamos.
Por otro lado, en torno a un modelo justo de comercio, está el consumo responsable y racional por parte de todos, evitando caer en la tentación de las ofertas, de las compras compulsivas e innecesarias, muchas veces comprando grandes cantidades de productos que no vamos a consumir, o que se estropean en el caso de alimentos u otros que compramos por baratos y que después apenas llegamos a utilizar como ropa, electrodomésticos, menaje o cualquier utensilio, sin pensar que detrás de estos productos ha habido un uso de recursos energéticos muy importante (materia prima, energía para su realización, transporte…).
Todo esto es complejo de combatir, mientras el sistema de producción-consumo es el que es con respecto a la venta-reparación-calidad-garantías, mientras prime la obsolescencia programada de productos con respecto a la reparación o reutilización, mientras sígamos pensado que es mejor tirarlo porque nos saldrá más cara la reparación, que la adquisición de uno nuevo.