Seleccionar página

Respuesta a: Debate sesión 8 monitores y monitoras deportivos

#6068
Ana Guilleumas
Participante

La inestabilidad laboral nos afecta a tod@s, pero especialmente a los más jóvenes. Miro a mi alrededor y veo precariedad, malas condiciones tanto salariales como laborales, que no se fomenta el autoempleo y la queja generalizada es que los impuestos y distintos gravámenes lastran a las iniciativas empresariales. También veo expulsados del mercado laboral a los mayores de 55 años. El sistema laboral cambia más rápido de lo que es capaz de adaptarse el sistema formativo, que parece que siempre va a contrapié. Y al final nos encontramos con tres millones de parados y miles de empleos especializados sin cubrir. Ni los parados están formados para acceder a esos puestos de trabajo, ni la empresa paga lo que corresponde a la mano de obra especializada, ni la formación logra adaptarse a esa especialización. Un circulo vicioso que resolverán la inteligencia artificial y los robots como de hecho ya está ocurriendo. La ciencia ficción alcanzará a la realidad para mayor gloria del neoliberalismo financiero. Mientras, en otra parte del mundo, un niño trabaja esclavizado por un plato de arroz en un taller ilegal de ropa deportiva o de zapatillas o de relojes deportivos o de cualquiera de nuestras cosas.

Por otra parte, tengo la sensación de que se ha vendido muy alegremente la idea de que ganar mucho dinero de forma fácil y rápida está al alcance de cualquiera y eso no es cierto. El antiguo «sueño americano» es el nuevo «sueño mass-media» y las nuevas generaciones del mundo occidental parecen embobadas con pantallas que al final sólo dan dinero a unos pocos. La cultura del esfuerzo se ha equivocado y ahora las subvenciones y los subsidios deben sustituir a los rendimientos económicos que deberían obtener los trabajadores.