Seleccionar página

Respuesta a: Debate sesión 6 monitores y monitoras deportivos

#4989
Sergio Suárez Vivas
Participante

Pues hay muchas formas:

  • Dejar de usar el WC como cenicero o basura. Cada vez que se tira de la cisterna de gastan entre 5 y 20 litros de agua independientemente de su uso.
  • Meter una botella de agua rellena de un material pesado como arena o pequeñas piedras dentro de la cisterna. Así se ahorran unos 2 litros por cada vez que se tira de la cisterna. Este ahorro corresponderá al volumen de material que se metan dentro de la cisterna.
  • Ducharse en vez de bañarse supone un ahorro de más de 100 litros
  • Cada minuto en la ducha se gastan entre 10 y 15 litros de agua, de ahí la importancia de tener el grifo cerrado mientras se enjabona.
  • Usar correctamente los WC de doble botón.
  • Mientras se lavan los dientes o se afeita, tener el grifo cerrado.
  • Arreglar las fugas que se tengan, un inodoro estropeado gasta 200 000 litros al año.
  • Un consejo para niños pequeños es ponerle un reloj de arena al lado del grifo, para que sepan el tiempo que tienen que estar cepillándose los dientes.
  • Utilizar reductores de bañera para no tener que llenarla entera mientras se baña a los niños.
  • No tener el agua corriendo mientras se enjabonan los platos.
  • Utilizar, si se tiene, un lavavajillas con el programa de ahorro de agua.
  • Evitar descongelar los alimentos en el fregadero, utilizando algún recipiente
  • Usar el lavavajillas siempre lleno, y utilizarlo siempre que se pueda como alternativa al lavado manual.
  • Teniendo un consumo responsable de agua, no malgastando a la hora de limpiar o cocinar.
  • No tener el agua corriendo mientras se enjabonan los platos.
  • Utilizar, si se tiene, un lavavajillas con el programa de ahorro de agua.
  • Evitar descongelar los alimentos en el fregadero, utilizando algún recipiente.
  • Usar el lavavajillas siempre lleno, y utilizarlo siempre que se pueda como alternativa al lavado manual.
  • Teniendo un consumo responsable de agua, no malgastando a la hora de limpiar o cocinar.