Seleccionar página

Respuesta a: Debate sesión 2 monitores y monitoras deportivos

#4682

<p dir=»ltr»>Buenas a tod@s</p>
<p dir=»ltr»>¿Existirá hambre en el mundo en un futuro?
Siguiendo el hilo y la opinión de los compañeros; siento ser pesimista y sin ánimo de caer en la demagogia, pero me temo que la situación de desigualdad económica, social y cultural de todos los países se irá acrecentando, mientras en aquellos países más desarrollados económicamente, el bienestar vaya asociado a consumo, <u>l</u>os recursos materiales y naturales se irán esquilmando, desequilibrando aún más la balanza entre ricos y pobres, máxime cuando la población mundial sigue creciendo y los recursos cada vez son más escasos; lejos de un reparto equitativo de los mismos, la lucha será por quién pueda controlar y acceder a los mismos.
Si es cierto, que el grado de concienciación de los gobiernos de países más desarrollados económicamente, de agrupaciones y asociaciones como ONG’s, están permitiendo, si no erradicar, pero si atajar un poco esas grandes hambrunas que afectan sobretodo al África subsahariana; es una pequeña esperanza para el futuro, igual no para acabar con la pobreza en términos generales, pero si para poder acabar con el hambre, aunque me temo que será difícil.
Al hilo de esto, enlazo con la siguiente pregunta, acerca de la prevención del hambre en un futuro. Y si bien, la labor de los gobiernos , ONGs, asociaciones o fundaciones de todo tipo es y será esencial para este menester; será la educación, el conocimiento, la ética y la concienciación personal la herramienta más útil y eficaz para acabar con la pobreza y por ende, el hambre; mientras de manera individual no veamos este problema, como responsabilidad de todos, me temo que será casi imposible. La educación en general y  nuestro ámbito deportivo en particular como eje transversal, serán fundamentales para conocer y concienciar acerca del uso responsable de los recursos (naturales, alimenticios, materiales, energéticos…); mientras no exista ese conocimiento y un uso responsable de los mismos de manera personal, difícilmente podremos prevenir el hambre (en tu barrio, en tu comunidad, en tu país, o en cualquier lugar del mundo) y por extensión la pobreza.</p>